Mendoza – A Vivir una Aventura: Sol, Nieve y Vino

Mendoza, la tierra del sol y de buen vino, hay mucho para conocer. Es un deleite para los amantes del vino, los adictos de adrenalina y fanáticos del esquí.

Mendoza está ubicada en el este de la Cordillera de los Andes, es considerada por muchos como la capital del vino argentino. De allí que sale el mejor Malbec del mundo. Como dicen los mendocinos, es aquí la tierra del sol y del buen vino.

Esta hermosa ciudad no es sólo famosa por sus vinos, pero también por su carne de excelente calidad. Además, no dejar de lado las bellezas escénicas que convierte este paraíso en un importante sitio turístico de Argentina.

Se puede decir que Mendoza se resume en montañas frondosas, lindas bodegas y una gastronomía excelente. Luego hay mucho para hacer cuando uno decide conocer Mendoza.

Qué hacer y ver

Aventura en tirolesa. Foto de: quantocustaviajar.pt

Como otras ciudades argentinas (Bariloche, Ushuaia, San Rafael), Mendoza es un lugar para conocer en verano y en invierno, donde la vegetación cambia según el clima.

Mendoza en verano

Rafting Mendoza. Foto de: sakwinetours.tur.ar

Visitar Mendoza en verano es sinónimo de aventura, adrenalina, deportes radicales. Pero también de largas caminatas, paseos de bicicletas, o avistaje de aves, entre otros.

El río Mendoza se convierte en un espacio ideal para la práctica de rafting y kayak. También se puede hacer trekking, mountain bike y cabalgatas por las montañas, donde se realizan paseos de parapente.

Parque Provincial Aconcagua

Parque Aconcagua. Foto de: mikkepix.com

En la ruta a Puente del Inca y Uspallata está el Aconcagua, una montaña de más de 6.900 metros. La cumbre más alta del continente americano.

La primavera y verano, son estaciones óptimas para quien quiere escalar. Principalmente entre noviembre a marzo, donde el visitante puede disfrutar de 75.000 hectáreas de parques nacionales.

El Aconcagua es un lugar para senderismo, parapente, entre otras actividades, para aquellos que les gustan disfrutar del aire libre. El turista puede hacer caminatas con los guías y así conocer el Valle de Horcones. Este valle tiene como atractivos: el Río Horcones Superior e Inferior, la Quebrada de Horcones y Río Vacas.

Se destaca que durante el verano el Aconcagua presenta una expresiva variedad de vegetación con floración de diferentes formas. Posee coloración amarilla y habitantes de altura, que son animales adaptados a un clima muy riguroso. Allí se puede avistar a los guanacos, pumas, zorros y aves como halcones, entre otros.

Las Cuevas

Las Cuevas. Fotos de: pinterest.com

Otro lugar para conocer es Las Cuevas, es una localidad del departamento Las Heras, que está en la frontera entre Chile y Argentina.

Este pequeño pueblo está a más de 3.000 mil metros de altura. Presenta un paisaje único, con casas hechas con troncos y piedras, en estilo nórdico y escandinavo. A pesar de que se pueda disfrutar mucho más en verano, es también un punto turístico para conocer en el invierno.

Puente del Inca

Puente del Inca. Foto de: pinceladasdeunaviajera.com

Cerquita de allí está el “Puente del Inca”, con su color dorado cobrizo, debido a los minerales del rio “Mendoza”. También conocido por sus aguas termales.

El origen del nombre “Puente del Inca” se debe a que El Inca (Rey) era traído desde Perú hasta este lugar para bañarse. Ellos consideraban que las aguas de allí tenían poder curativo.

Uspallata

Bóvedas de Uspallata. Foto de: sitioandino.com.ar

Es un pueblo con mucha historia, por su relación con la independencia y el Cruce de los Andes en 1817. Realizado por San Martín, un prócer de Argentina, que con su ejército utilizó este lugar como punto estratégico para organizar el paso en la Cordillera de los Andes.

Como sitios para visitar están el cerro de los 7 colores, el Puente Picheuta y las Bóvedas de Uspallata. Lugares para caminar y admirar los paisajes locales.

Reserva Natural Villavicencio

Reserva Natural Villavicencio. Foto de: monicaalmadeviajante.com

Es un área de cuidado, protección y preservación de los recursos hídricos, de la fauna y flora. Como actividades turísticas, están:

  • Hotel Villavicencio, declarado en 2013 Monumento Histórico nacional. Abierto solamente para visitacion.
  • El Camino de Caracoles, que es una antigua ruta que utilizaban los habitantes para ir de Mendoza a Valparaíso (Chile).
  • Mirador del Balcón, una formación geológica.
  • Cruz de Paramillos, es el límite de la reserva donde se puede mirar el Aconcagua.

Los paseos por la reserva pueden ser realizados por medio de trekking histórico cultural o por 4 x 4, según la preferencia del visitante.

Fiesta de la Vendimia 

Fiesta de la Vendimia. Foto de: aymaramendoza.com.ar

Mendoza en verano ofrece también al turista la gran Fiesta de la Vendimia, un evento cultural de varios días, donde los moradores agradecen por la cosecha de uva de cada año e invitan a sus visitantes a celebrar con ellos.

Mendoza en invierno

 Invierno, es el escenario perfecto para los grandes eventos de la nieve o para las actividades culturales que siempre hay en la ciudad. Todo regado por un buen vino.

Los Penitentes

Los Penitentes. Foto de: commons.wikimedia.org

Si quieres esquiar, hacer snowboard, o simplemente divertirte en la nieve. El centro de esquí Los Penitentes, situado a 170 km de Mendoza capital, posee como 28 pistas para que el turista desarrolle diferentes actividades.

Para los más conocedores de la nieve, allí vas a encontrar una de excelente calidad. El turista cuenta en el centro con una vasta cantidad de servicios que van desde escuela de esquí, locales de compras, bares y restaurantes.

Los Puquios

Los Puquios. Foto de: mendoza.travel

Cerquita también está el Mini Centro de Ski los Puquios direccionados a atender a los que recién empieza en los deportes de inviernos. Se puede decir que es parque de diversión de nieve de Mendoza.

El apodo Los Puquios, significa “vertiente de agua pura y cristalina” y está relacionado al tipo de agua de la región. Además de ser un centro de actividades deportiva de invierno es un punto de parada para aquellos que asciende o desciende del Aconcagua y de montañas cercanas.

Allí el turista puede acceder a profesores de esquí, alquiler de ropas y equipos, guardería para niños, enfermería, un área de picnic, restaurantes, lugares de comida rápidas y estacionamiento.

Ahora lo que siempre vas a encontrar en Mendoza, independiente de momento del año que decidas visitar, es vino y carnes excelentes.

Ruta del vino

Ruta del vino. Foto de: thetravelvoiceblog.com

Mendoza es conocida como la capital del vino en Latinoamérica y esta característica que hace con que el turismo enológico sea uno de sus mayores actividades. Es imposible conocer esta ciudad sin visitar los circuitos de viñedos y bodegas.

Se aclara que Argentina tiene 16 caminos del vino, y Mendoza es uno de ellos. La propuesta es permitir que el turista tenga una experiencia multifacética en el mundo del vino.

Sea por medio de una producción artesanal, o en la industrialización de las grandes bodegas, el visitante puede conocer como es la plantación, cosecha y elaboración. Ahora sí, la mejor parte es la degustación, donde se puede probar de distintos tipos de uvas y vinos.

Hay también paseos de bicicletas, cabalgatas o simplemente caminar en medio de los viñedos. Es allí donde las mejores fotos explican la belleza de Mendoza capital.

También un paseo muy lindo es en el tranvía que lleva a la Bodega López, una de las más importante del país.

Algunas bodegas innovan con restaurantes, en lo cual el turista puede acceder a maridaje de vinos y carnes, entre otros platos que hacen parte de la gastronomía local. Por ejemplo, La Casa del Visitante, de la Familia Zuccardi, Rincón de López Restaurant, Bodegas López, Los Toneles, Bodega Los Toneles.

Como parte de la estrategia turística, los turistas pueden disfrutar del Tapeo Criollo de la Bodega Trivento, por la mañana o la tarde.

También puede conocer el Museo del vino de la Bodega La Rural, antigua casa de la familia de don Felipe Rutini. Este espacio cultural cuenta con una colección de herramientas e instrumentos usados en la historia vitivinícola.

El centro de la capital

Parque General San Martín. Foto de: dicasdemedonza.com.br

La capital mendocina tiene mucho a ofrecer a sus visitantes, no solo como punto de partida para diferentes excursiones que hay en su entorno, como en la propia ciudad.  Se puede encontrar museos, teatros, parques, centros culturales, plazas, entre otros sitios a descubrir.

Con eso, se sugiere conocer al Museo Área Fundacional, Museo Municipal de Arte Moderno de Mendoza – MMAMM, Ruinas Jesuíticas San Francisco, Teatro Julio Quintanilla, Teatro Gabriela Mistral y Museo del Pasado Cuyano.

Acuario. Foto de: journeyinargentina.wordpress.com

También están el Acuario Municipal y algunas plazas que merecen su destaque, tales como, Plaza Independencia, Plaza San Martín, Plaza Chile, Plaza España, por sus monumentos, fuentes de agua y jardines.

Además, es una ciudad con casinos, boliches, bares y restaurantes que permanecen abierto gran parte de la noche para atender a sus habitantes y turistas

Restaurante Azafrán. Foto de: alivanbelkum.com

Se puede sugerir también los restaurantes ubicados en el centro de la ciudad como:

  • Azafrán, con sus carne, opciones vegetarianas y excelente carta de vinos.
  • Montecatini, muy famoso por sus pastas, como los “Capelettis a la Caruso”.
  • La Cantina “La Rambla”, en que se puede saborear una excelente paella y otras comidas españolas.
  • La Marchigiana Centro, que presenta una buena relación entre el precio y la calidad de sus platos, tales como la trucha y agnolottis.

Por eso todo, Mendoza capital tiene un amplio abanico de actividades para todas las edades, gustos y épocas del año. Cada rincón de la ciudad ofrece paisajes distintos, actividades especiales, bellezas naturales y la calidez de sus habitantes.

Hoteles y Posadas

A continuación se muestra algunas ofertas para que se quede, o si se prefiere este link encontrará los hoteles con el mejor valor.



Booking.com


 

Posts Relacionados